domingo, 16 de noviembre de 2014

Buick Roadmaster 1957 Convertible



















Cromados al por mayor.. Todo un roadmaster y un veterano ya en su séptima generación el Buick Roadmaster en los 50´s.
Me parece que solamente era superado por el Cadillac El Dorado en la cantidad de los mismos. Lujoso el auto y casi equiparable también con el Cadillac. 
En otras palabras, el Roadmaster era uno de esos autos para personas que querían un auto de lujo pero que no fuera un Cadillac por así decirlo.
Desde 1953 se había introducido para el auto el motor 364 V8 sustituyendo al 322 anterior, incrementado su potencia a 300 HP's por cierto muy necesarios pesando nada mas entre 2,000 y 2,100kg de peso bruto según la versión de tres a escoger para 1957: Convertible, coupé techo duro 2 puertas y sedán techo duro de 4. 
La transmisión seguía siendo la Dynaflow automática de 2  velocidades y si alguien recuerda la generación anterior, se dará cuenta que en esta el auto es mas bajo en su altura y en su centro de gravedad, tendencia que se hizo común y casi generalizada en los autos americanos de finales de los 50's y que continuó para los autos de los 60's. Desgraciadamente, los  Buick Roadmaster de 1957 y de 1958 (séptima generación) no tuvieron  el éxito esperado a diferencia de la anterior. Para 1959 ya no se continuó su producción dando por terminada la séptima generación y no viendo la luz la octava hasta 1991, para lo cual a mi modo de ver.. nada que ver con los Roadmasters de antaño.

Arriba: Buick Roadmaster 1957 Convertible a escala 1:18 de Motor Max














8 comentarios:

  1. lo más increíble de estos bichos es que en USA estaban prácticamente al alcance de cualquiera, mientras que en europa, por esos mismos años, convivían con la miseria.
    un auto así era impensable, incluso para un alto mandatario político.
    el modelo se ve muy bien parado, refleja a la perfección toda la opulencia cromada de esos años.

    ResponderEliminar
  2. Eddie, estos autos yankees, ¿se veían -o se ven aun- en México? Nunca fueron de mi agrado, pero debo admitir que son impresionantes (aunque prefiero algo más sencillo y veloz). La miniatura también lo es.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Tal como decía el Gaucho, qué épocas doradas, cuando cualquier persona de clase media norteamericana por pocos dólares podía comprar uno de estos aparatos y sentirse verdaderamente un "road master". La ruptura estilística con los diseños de la década anterior debe haber sido la más notable de la historia del diseño automotriz, y subirse a uno de éstos era lo más parecido a hacerlo a una nave espacial. Muy lindos el coche y la miniatura de Motormax. Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Afirmativo Gaucho, resultado de la producción en masa y el estilo de vida norteamericano de la época, aparte de que no les tocó vivir las carencias producto de la posguerra en Europa sino que al contrario, había excedentes. De cualquier forma eran unos bichos gigantes extraordinarios.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
  5. Hola Juanh !
    Como siempre, al estar nosotros de vecinos, hubo prácticamente la mayoría de los autos que tuvieron allá en pais del norte. Ahora es raro ver alguno de estos autos circulando por aquí pero de que hay aún los hay. Solo hay que ir a un concurso de la elegancia o alguna exposición y se da uno cuenta.

    Saludos, que te mejores !!

    ResponderEliminar
  6. Hola Cruiser, con estos autos me imagino la sensación que debió provocar andar en ellos, entre tanto alerón y cromo, precisamente en la época de la barrera del sonido, el X-1,el U-2 y mi favorito el SR71. Y.. Que de hecho eso buscaban reflejar los fabricantes de autos.
    Que época en verdad

    Saludos !!

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno, y esto demuestra que Motormax hace cosas muy lindas en 1/18.

    ResponderEliminar
  8. Que milagro ese Lanusense ! El molde es muy bueno pero no sabes el trabajo que me costó eliminarle los pinchitos de las luces delanteras..

    Un gusto, Saludos !!

    ResponderEliminar

Auto Galeria 1:18 eddie agradece tu comentario